Se agrava crisis en Boeing: despedirá a 10% de empleados








Boeing dijo el miércoles que reducirá su fuerza laboral en cerca de un 10% y recortará más la producción del 787 Dreamliner tras reportar una pérdida por segundo trimestre consecutivo por impacto de la pandemia del coronavirus en la demanda de viajes a nivel mundial.

Las acciones ganaban un 4.75%, a 137.29 dólares, tras la apertura de las operaciones en Wall Street.

Fabricantes de aviones, aerolíneas y proveedores están sufriendo un fuerte impacto por la pandemia, que ha frenado los viajes con pasajeros, hundió en la recesión a las principales economías y llevó a las compañías a buscar efectivo para lidiar con la crisis.

La pérdida ajustada de la compañía en el primer trimestre fue de 1,700 millones de dólares, o 1.70 dólares por acción, comparada con la ganancia de 1,990 millones de dólares, o 3.16 dólares por papel, de un año antes.

Boeing afirmó que confía en que tendrá liquidez suficiente para financiar sus operaciones. Reuters reportó el martes que la firma está trabajando con bancos de inversión en un potencial acuerdo de bonos valorados en al menos 10,000 millones de dólares.

El mes pasado, la compañía agotó su línea completa de crédito por 13,800 millones de dólares, al tiempo que busca ayuda gubernamental.

Cuando llegó el coronavirus, Boeing ya estaba lidiando con una congelación en la producción y una paralización que dura ya más de un año de su modelo 737 MAX tras dos accidentes fatales.

Boeing dijo el martes que la producción del 737 MAX se reanudará a tasas muy bajas en 2020, cuando se conozca mejor el calendario y las condiciones de retorno al servicio, y que se aumentará gradualmente a 31 por mes durante 2021, con mayores incrementos posteriores en respuesta a la demanda del mercado.

La firma indicó, asimismo, que planea reducir la producción del 787 a siete unidades mensuales para 2022 y que también rebajará la tasa de producción combinada del 777/777X a tres por mes en 2021.

Embraer comienza arbitraje por fusión fallida

La brasileña Embraer dijo el lunes que había comenzado un proceso de arbitraje contra Boeing Co, luego de que el fabricante estadounidense de aviones cancelara abruptamente durante el fin de semana un acuerdo de 4,200 millones de dólares que llevaba años en proceso.

Las acciones de Embraer cayeron hasta un 16% en Sao Paulo a un mínimo de más de 8 años debido a las noticias de la cancelación, lo que sugiere que los inversores esperaban hasta el último minuto que el acuerdo de adquisición no se cayera.

El repentino colapso, provocado por una fecha límite que Boeing se negó a extender, provocó una respuesta iracunda de Embraer el sábado.

Pero el lunes, cuando los ejecutivos de Embraer organizaron una llamada con analistas, la fuerte retórica estuvo ausente en gran medida. La brasileña se encuentra en una situación delicada, ya que apostó por el futuro de la compañía en Boeing solo para encontrarse ahora aislada y sin un Plan B, todo mientras la crisis del coronavirus asola la industria de viajes.

Aun así, Embraer intentó tranquilizar a los inversores de que sigue siendo una compañía sólida, aunque su presidente ejecutivo, Francisco Gomes Neto, reconoció que 2020 será un año “difícil” y que 2021 “será peor de lo que pensábamos”.

Gomes Neto agregó que Embraer ha podido identificar ahorros en efectivo por 1,000 millones de dólares para 2020, y que no ha sufrido ninguna cancelación de pedidos de aviones debido a la crisis generada por el coronavirus. Se negó a proporcionar más detalles sobre el proceso de arbitraje y si irá unido a una demanda en un tribunal brasileño o estadounidense.

Embraer esperaba vender el 80% de su rentable unidad de aviación comercial a Boeing y beneficiarse del poder de marketing de la estadounidense para aumentar las ventas de sus aviones regionales E2 -elogiados por su eficiencia de combustible-, incluso cuando las entregas han sido lentas.

Luego usaría el efectivo de Boeing para eliminar toda su deuda previa y pagar un dividendo de 1,600 millones de dólares.

Mientras tanto, Boeing tenía el objetivo de competir más directamente con Airbus en el segmento de aviones regionales.

 

fecha: 2020-05-01