Saber que no somos tan buenos: el secreto del fundador de Netflix para seguir siendo el rey del streaming








La vida de Reed Hastings se ha vuelto casi una leyenda urbana para los emprendedores modernos. Todos hemos escuchado la historia de cómo en el año 2000 ofreció su pequeña empresa de alquiler online de DVD con entrega a domicilio llamada Netflix a Blockbuster, uno de los gigantes del entretenimiento del momento, por sólo 50 millones de dólares. Muchos hemos leído la anécdota que narra cómo John Antioco, entonces CEO de la cadena de renta de videos, se burló de la propuesta de Hastings y rechazó la oferta de compra. Como si se tratase del argumento de una película original del servicio de streaming, Netflix hoy supera los 165 mil millones de dólares (según PwC), mientras que Blockbuster se declaró en bancarrota en 2010. 

Hastings y su equipo se dieron cuenta de algo: el internet estaba empezando a cambiar el mercado de una manera que nadie pudo vislumbrar. Hoy en día, Netflix es el gigante de los servicios de entretenimiento bajo demanda, incluso ante la llegada de más competidores.  

La empresa basada en Los Gatos, California, no se contentó con transformar la manera en la que consumimos televisión, sino que revolucionó a la industria del entretenimiento a tal punto que sus películas ya compiten (y ganan) en los grandes festivales de cine y televisión. 

Netflix no se contentó con solo ser un escaparate. La ahora productora cuenta con títulos originales que responden a las necesidades específicas de cada mercado como La casa de las flores, Club de CuervosLuis MiguelLa serie y la aclamada Roma, y coproducciones con otros conglomerados como Cobra Kai de la mano de Sony y YouTube Red. Basta echar ojo a algunas de sus cifras para dimensionar el tamaño de Netflix: está presente en al menos 190 países, tiene 200 millones de suscriptores y reporta cerca de 950 millones de dólares en ganancias mensuales. 

Gran parte del éxito de la compañía se puede atribuir al estilo de liderazgo de su CEO, Reed Hastings. Sí, ese hombre quien alguna vez fue el joven emprendedor que se acercó a Blockbuster buscando una alianza. El estilo de liderazgo de Hastings se enfoca en impulsar la independencia, abrazar el “caos” y entender que no se puede avanzar sin tener un poco de humildad (incluso si eres el rey de tu nicho de mercado). 

Esta filosofía se puede estudiar en su nuevo libro Aquí no hay reglas: Netflix y la Cultura de la Reinvención (No Rules Rules: Netflix and the Culture of Reinvention, Penguin Random House, 2020), donde Hastings describe cómo construyó la cultura en la que su empresa hace negocios.  

“Durante tres años trabajamos para que el libro estuviera listo solo para lanzarlo en medio de la pandemia; es una ironía”, nos dice Hastings entre risas desde su casa en California en videollamada con Entrepreneur en Español. Ahí nos explicó que, para él, un equipo no debe verse a sí mismo como una gran familia, si no como una escuadra de campeonato. 

En su libro, el CEO detalla la importancia de tener empleados realmente talentosos a los que llama The Keepers (a los que debes cuidar), porque son ellos los que llevarán a tu empresa al siguiente nivel. Es decir, alienta a los empleadores a buscar a esos empleados que hacen una contribución significativa y tangible al éxito de la compañía.

“No estamos tratando de hacer feliz a la gente, estamos tratando de hacer que la gente sea productiva y de comprender la realidad de nuestros competidores y nuestros clientes”, asegura el CEO. 

"Queremos al mejor empleado en cada puesto", escribe Hastings. "Como cualquier equipo que compite al más alto nivel, formamos relaciones profundas y nos preocupamos por los demás".

El fundador incluso destacó que, pese a la necesidad de tener a los mejores “atletas” en su equipo, es indispensable formar relaciones con los colaboradores. 

“Los latinoamericanos trabajan formando relaciones y eso en realidad funciona mejor que el estilo estadounidense que generalmente busca reducir este tipo de conexiones”, dice asombrado. Cabe recordar que en 2019 Netflix anunció que la Ciudad de México sería su sede regional en América Latina y que desarrollaría 50 producciones originales. 

Estar al borde del caos o cómo hacer que tus empleados piensen realmente fuera de la caja

Hay tantos libros y charlas sobre innovación, que enseñar a tus trabajadores a pensar de manera original se ha vuelto un cliché empresarial. Hastings señala que Netflix, - una empresa que según nos dijo en 2019 su director de contenidos Ted Sarandos, se basa fuertemente en el Big Data-, impulsa la creatividad porque se debe estar dispuesto a llegar al borde del caos. 

“La mayoría de las empresas tratan de ser muy limpias, organizadas, eficientes... y estériles. Nosotros tratamos de ser fértiles y estar al borde del caos. Eso, a veces, conduce a grandes ideas nuevas. Crea las condiciones propicias para el nacimiento de nuevas ideas. Al menos crea una cultura en la que la gente esté cuestionando y pensando”, indica Hastings, quien acepta que tu equipo no siempre tendrá pensamientos innovadores, pero al menos esta libertad, este “caos” que él llama, propicia el descubrimiento de nuevos panoramas. 

Una de las partes más interesantes del libro es cuando Hastings habla de que en los años 90 comenzó a tomar terapia de pareja para salvar su matrimonio y cómo al final llevó las enseñanzas a animar a sus empleados. "Comencé a alentar a todos a decir exactamente lo que realmente pensaban, pero con una intención positiva", escribe.

Incluso en medio de la pandemia de coronavirus, Hastings sigue aconsejando optar por la transparencia. 

“Cuando la pandemia llegó, les dijimos a nuestros empleados que podríamos estar fuera de la oficina durante 12 meses. Había mucho negativísimo y miedo por el tiempo de ausencia tan prolongado, pero creo que al decirle a la gente la verdad construimos un sentido de confianza a pesar de que estamos viviendo una situación difícil. No estamos tratando de hacer feliz a la gente, estamos tratando de hacer que la gente sea productiva y de comprender la realidad de nuestros competidores y nuestros clientes”.   

En su libro, Hastings habla de la humildad como una cualidad clave para poder triunfar en el mundo de los negocios. La humildad es importante en un líder y un modelo a seguir", escribe. El CEO indica que los líderes deben hablar en voz baja y ser humildes acerca de sus éxitos y por otro lado, hablar fuerte y claro cuando se comete un error para todos puedan aprender. 

“Hay que decir ‘Somos realmente buenos, pero apestamos en comparación a cómo que seremos en tres años’. Debemos reconocer los logros y tener ambición y humildad para impulsar nuestra propia mejora”, señala Hastings. 

Al final, la mejor enseñanza de la experiencia del CEO de Netflix es esta: no quedarse satisfecho con el éxito propio. 

“Debemos tratar de ser mucho mejores para nuestros clientes y nuestros empleados en un lapso de dos años. De esta manera, evitamos volvernos arrogantes”, finaliza el fundador de Netflix. 
Si la compañía de streaming más grande del mundo no se duerme en sus laureles, tampoco deberíamos hacerlo los emprendedores. 

fecha: 2020-09-17