Tragedia global en el petróleo, y así lo resentirá México








El lunes 20 de abril de 2020 ha quedado inscrito en la historia de los precios del petróleo, y lamentablemente con letras rojas.

El petróleo literalmente ya no vale nada, es más, los productores pagaban por deshacerse de sus barriles, y eso para el mundo es una tragedia y será algo mucho peor para las naciones petroleras, entre ellas México.

Nuestro país vivirá su peor momento económico en 90 años, eso ya prácticamente nadie lo duda, aunque en las esferas gubernamentales, por una falsa convicción, se trata de decir lo contrario.
Son y serán muchas las consecuencias para el país, nosotros elegimos cinco de las que nos parecen más significativas, aunque en este momento todo es de pronóstico reservado.

1) Finanzas públicas devastadas

 

Las finanzas públicas de México serán devastadas este y el próximo año. Si bien los ingresos petroleros para este año están garantizados por más coberturas petroleras, las exportaciones excedentes de petróleo y todo ingreso relacionado con dicha actividad se acabó al menos por un tiempo. La industria petrolera colapsó este lunes 20 de abril y su recuperación, igual que la del resto de la economía global, será lenta y está muy lejos.

2) ¿Quién y cómo venderá coberturas petroleras en 2021?

Es probable que muy pocos aventurados, o quizás nadie, en su sano juicio vendan coberturas en los próximos meses.

Es cierto que apenas estamos en abril, los precios colapsaron cuando menos 5 o 6 meses antes de que se puedan pactar coberturas petroleras para 2021. Pero, lo que hoy sucedió en el mundo es quizás el aviso de que las coberturas se acabaron por un tiempo. Lo sabremos más adelante, pero si el mercado de coberturas para el petróleo se acaba, el impacto para México será brutal porque no tendrá bases sólidas para realizar su presupuesto ya que casi una cuarta parte de esos ingresos están atados a la parte petrolera.

3) Pemex no tiene remedio

Con más de 100 mil millones de deuda, sin proyectos viables en el corto plazo, con la reforma energética revertida de facto, y en este contexto de colapso del mercado petrolero, Pemex se vuelve prácticamente inviable por donde se le vea. Su proyecto estelar, el aumento de la producción, es algo poco menos que irrelevante porque el aumento de la producción para la llamada soberanía energética, pasa por un mercado colapsado en el que el petróleo no vale nada y lo mismo da tomarlo de dentro que de fuera del país.

Pemex debe reinventarse o, mejor dicho, refundarse, el Pemex de hoy realmente no es viable.

4) Reorientación presupuestal. ¿El adiós a Dos Bocas?

Definitivamente no sucederá porque se trata de un proyecto político y para el gobierno sería claudicar. Este proyecto será todo lo irrelevante que sea y costará lo que sea, pero no será suspendido. El sentido común dice que ese proyecto debería dejarse a un lado, si es que llega a utilizarse.

La reorientación presupuestal en México debería presentarse porque también lo señala el sentido común, las circunstancias lo obligan. Pero, en México las cosas hoy se hacen diferente, lo que no necesariamente signifique que estén bien hechas.

5) Salida de capitales del sector

Al inicio de la actual administración y hasta la fecha, se señaló que la reforma energética fue un fracaso y que no se había sacado una sola gota de petróleo del suelo mexicano, además de que los miles de millones de dólares prometidos nunca llegaron.

Nada más falso: los privados ya obtienen petróleo del suelo mexicano y se invirtieron los capitales necesarios, mismos que paulatinamente se incrementarían.

Si bien, muchos de esos capitales se detuvieron cuando empezó esta administración y se estimaba que tardarían en llegar, México se ha vuelto casi inviable en el corto y mediano plazo para el sector por la vulnerabilidad de su economía y de su industria petrolera. Tendrán que pasar muchos años para que la confianza regrese.

Quizás la gran noticia de este día histórico es que el precio de la gasolina debería desplomarse en el mundo. De modo que, si le vuelven a decir que la caída de los precios es voluntad gubernamental, no lo crea. La caída del precio de la gasolina y los energéticos en general es consecuencia de lo que pasa en el resto del mundo.

fecha: 2020-05-01