Publicidad envolvente en edificios, prohibida por la ley, brota en CDMX








Están prohibidos por la Ley de Publicidad Exterior desde 2010, pero hoy hay varios de ellos en la Ciudad de México. Son los anuncios publicitarios conocidos como envolventes: lonas o mantas instaladas en una parte o la totalidad de un edificio público o privado. Los motivos de su prohibición radican principalmente en cuestiones de protección civil, pero aún así se siguen colocando.

Forbes México identificó que el edificio ubicado en Insurgentes esquina Sullivan, en la colonia San Rafael, frente al Senado de la República, está cubierto con un enorme anuncio publicitario de una marca deportiva. Ese inmueble fue ocupado hasta hace poco tiempo por la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Ciudad de México, encargada de regular la publicidad exterior en la capital.

El ruinoso edificio Canadá, ubicado en Insurgentes 300, colonia Hipódromo, es escaparate para otro anuncio publicitario envolvente. En este caso la fachada que da a Insurgentes como la que ve hacia la calle Medellín están ocupadas por una enorme lona que anuncia la serie de la cantante texana Selena Quintanilla en una de las más famosas plataformas de streaming.

Cerca de ahí, en la esquina de Florencia y avenida Chapultepec, en la colonia Juárez, un edificio está totalmente cubierto por un anuncio publicitario de uno de los marketplace online más conocidos. El anuncio simula una enorme caja de entrega de paquetería y cubre la totalidad del inmueble, dejando visible solamente su planta baja. Además, tiene un anuncio espectacular en su azotea.

El artículo 13, indica que “quedan prohibidos los anuncios de propaganda comercial e institucional (…) integrados en lonas, mantas, telones, lienzos, y en general, en cualquier otro material similar, sujetos, adheridos o colgados en los inmuebles públicos o privados, sea en sus fachadas, colindancias, azoteas o en cualquier otro remate o parte de la edificación”. Pese a esto, este formato se sigue usando en la capital.

Riesgo de protección civil

Para el presidente de la Fundación para la Recuperación y Rescate del Paisaje Urbano (FRRPU), Jorge Negrete, durante la segunda mitad del gobierno 2012-2018 se logró avanzar en el retiro de envolventes en edificios, por lo que la aparición de estos representa un retroceso en el sector, que es de los menos controlables para el gobierno capitalino.

“Estamos viendo es que este tipo de formato que ya había sido totalmente eliminado en el gobierno anterior, que fue prácticamente lo único que había logrado dentro de la publicidad exterior, ahora está renaciendo con una fuerza brutal que no entendemos, no solamente son los envolventes, también los muros, están saliendo por todos lados”.

Y añade: “nos parece que ahora que hemos tenido tragedias, la jefa de gobierno (Claudia Sheinbaum) no entienda que son un riesgo adicional para los usuarios de estos inmuebles, porque al final del día impiden el acceso de los rescatistas, del personal de primer contacto en caso de algún incendio, un derrumbe, alguna problemática de protección civil”.

Negrete Vázquez, quien formó parte del Consejo de Publicidad Exterior del entonces Distrito Federal, considera que la labor de la Seduvi y del Instituto de Verificación Administrativa (Invea) se ha quedado corta y han sido permisibles, al grado de que de nuevo brotan los anuncios envolventes, prohibidos por la ley en la materia, publicada por primera vez en agosto de 2010.

“Desde 2010 está prohibido este formato y los seguimos viendo. En la segunda mitad del sexenio de Mancera ya no los vimos y ahora empiezan a salir poco a poco y no los están quitando, sino que están poniendo más espacios de este tipo. Invea no está haciendo prácticamente nada, están dejando pasar los anuncios, ha desaparecido mucho en cuanto a su revisión de las estructuras publicitarias, no está llevando a cabo las labores que tendría que realizar”, critica Negrete, que insiste: los envolventes son un riesgo de protección civil y no deben estar ahí.

“Este tipo de publicidad dificulta enormemente el acceso de los equipos de emergencia a las instalaciones. Si hay un incendio, los bomberos tienen más dificultades para ingresar y mitigar el fuego, si hay un derrumbe es una capa más que tendrían que retirar los rescatistas, es decir, influyen de manera negativa en el índice de protección civil”, remarca.

fecha: 2021-05-18